miércoles, 17 de febrero de 2016

Aborto bioquímico

Test de embarazo positivo, alegría total, foto en instagram y felicitaciones de hasta los compañeros del colegio que no ves hace años.
Y a los cuatro días, baja una regla normal. Y tú te preguntas que ha pasado y ¿por qué a ti?.

Pues está situación (bastante frecuente) se conoce como aborto bioquímico, embarazo bioquímico o microaborto.  Significa que después de la fecundación se formo un pre embrión que tuvo capacidad de implantarse y generó hormona del embarazo (Beta HCG) suficiente como para tener un test positivo. Entonces, como el cuerpo de la mujer es muy listo, a todos los pre embriones que fabrica, les hace una inspección minuciosa y si ve algo que no está bien hecho decide interrumpirlo desde el momento cero. No se forma un saco gestacional ni embrión ni corazón ni nada y se expulsa como una regla.


El tener un aborto bioquímico no significa nada malo, ni horrible. Es más habitualmente, no lo consideramos como un aborto como tal, a efectos científicos. Nos habla, por el contrario de tu buen pronóstico, es decir que tu capacidad de embarazo es perfecta. Significa ovulación, trompas integras que funcionan bien, semen capaz de fecundar, etc.
Aunque de mucha pena, es parte de la evolución natural de la especie humana. 

Ocurre aproximadamente en el 8-10% de los ciclos de fecundación in vitro realizados y por supuesto también en embarazos conseguidos en casa de manera natural y a todas las edades.

En otras épocas, digamos a tu abuela por ejemplo, se le retrasaba la regla un poco y como no habían ni test de embarazo ni ecografías ni nada, recién sospechaba del embarazo después de dos o tres meses sin periodo menstrual. En ese momento iba el médico la exploraban manualmente y confirmaban la gestación. Antes de eso, todo lo que podía ocurrir eran simples "retrasos" de regla, sin darle más vueltas.

Ahora, la inmediatez es lo que se premia y la planificación extrema nuestro código. No es raro escuchar en la consulta "He programado embarazarme en estos 4 meses, porque antes o después me viene fatal". El cuerpo humano, no funciona así, tiene sus tiempos y sus procesos, para todo.

Cuando pasan dos meses y no te has embarazado, empezamos con ansiedad,  preocupación desmedida, búsquedas en el doctor Google y a llenarnos la cabeza de miedos sin fundamento.
Recurrimos a los test de ovulación (gasto innecesario si no está indicado y si no conoces como usarlos) y a hacer las pruebas de embarazo dos o tres días antes de la fecha probable de regla, para saber cuánto antes si este mes a cuajado o no.
Y así es como entras en bucle: primer resultado sale dudoso, tres días después positivo y tres días más tarde te baja la regla.  
Mi querida paciente, lo único que has conseguido así, es crearte una pena innecesaria, una sensación de haber perdido algo que no fue desde el principio.  

Una pareja normal y sana se queda embarazada en un año, recuerda, un año, puede ser que en el mes uno o en el mes once. Ten paciencia, entrénala para cuando seas madre. 



2 comentarios: